RUTZI NUESTRA GATITA REGALONA

No hay comentarios

Llegaste a nuestra vida cuando eras chiquita, delgadita y muy juguetona venías con tu colita quebrada, Francisca y Katherine te rescataron del maltrato que te hicieron en un colegio en Viña del Mar.
Tu pelo corto y colorín siempre lo dejas por todos lados, por más que te cepillamos siempre los dejas donde quiera que te acuestes, rasguñas lo que pillas y no hay mueble que se escape de tus garras.
Hoy ya tienes muchos años, estás gordita por no decir obesa, te pareces a una marmota por lo que te cuesta caminar y subir a los sillones. Ya no puedes subir al tejado, nos despiertas a las 04:00 AM todos los días, si no te hacemos caso, rasguñas el colchón por una esquina, luego la otra, si no despertamos te acercas a la cabecera de la cama por mi lado y maúllas y te digo. ¡Déjame dormir otro ratito!, luego vas al lado de papá y haces lo mismo, sabes que si usas tus garras no nos queda nada más que hacerte caso, bajar la escala y darte comida, luego de tomar agua te vuelves a acostar mientras nosotros intentamos volver a dormir.
Cuando salimos sabes quedarte solita, dejándote comida, agua y tu caja de arena limpia. Cuando nos sientes regresar nos maúllas como reclamando que hemos salido y tú te has quedado solita, por eso que te desesperas pidiendo que te hagan cariño y cepillen constantemente.
Pero realmente te amamos, eres nuestra gran compañía, cuando nos ves tristes nos haces cariño pasando tu cabecita por nuestras piernas o tratas de acercarte a nuestro cuerpo. Sabes que tenemos el nido vacío y después que se fue tu compañera “Pelusa” al cielo de los gatitos, has quedado como la “Reina de Compañía”.
“Gracias Rutzi” por llenar el nido vacío que dejaron los tres hijos cuando formaron su familia.

Entrada anterior
SALCHICHA Y PRINCESA
Entrada siguiente
“ENAMORADOS DEL AMOR”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar