Mi Vida

“La muerte de un padre nos lleva a trabajar unidos”

Es parte de la historia de mi vida y cómo fuimos superando las dificultades de la vida, cómo sobre vivimos a cada situación difícil que se nos presentó. Cómo mi madre queda viuda a los 35 años con 5 hijos pequeños y una abuelita que pierde la vista por un asalto y le dañan sus ojos y habiendo tenido una casa grande, nos tuvimos que ir al campo a vivir en una pieza 7 personas y trabajar unidos para salir adelante. Aprendimos a ser Resilientes.

Erika Straube Ríos nació en Valparaíso, Chile. Profesora de Estado en Educación General Básica, titulada el año 1981 en la Universidad de Chile sede Arica.

La historia de mi vida cuenta cómo a pesar de muchas dificultades desde mi infancia, logré superar todos los obstáculos que se me presentaron en la vida, cómo la muerte trágica de mi padre a muy temprana edad, mi madre también joven y con 5 hijos pequeños enfrenta su viudez junto a su madre (mi abuelita) que perdió la vista siendo también muy joven por un asalto.

La vida realmente se nos presentó muy difícil, pero logramos unir fuerzas y salir adelante con todo lo que se nos presentó.

.Mi vida tiene altos y bajos, penas y alegrías como muchas familias, pero lo más significante de mi vida es que me enfrenté a dificultades que no todos les ha tocado vivir, como ser detenida por algo que no hice en épocas difíciles en Chile y soportar el acoso sexual y laboral con apenas 20 años de edad.

Muchas veces la vida nos separó como familia y luego nos unió gracias a la fortaleza, al trabajo en unión familiar, empatía y Resiliencia.

La sobrevivencia de mi familia significó mucho para mí, me ayudó a crecer en una familia humilde, muchas veces en pobreza pero con la esperanza que unidos podemos alcanzar muchas metas.

Conocí muchas personas buenas, caritativas, solidarias, las cuales formaron parte de mi vida y crecimiento personal, lazos que hasta hoy los mantenemos.

Nuestra etapa de estudios también nos ayudó a crecer intelectualmente, nos preparó con conocimientos que nos sirvieron para lograr una carrera profesional.

Hoy puedo con orgullo asegurar que la unión familiar es lo más importante en la vida, los valores que ellos nos entregaron nos ayudaron para ser resilientes y salir airosos a cada desafío que nos enfrentamos. Profesionalmente logré bastante y me siento feliz con todo lo entregado en Educación con mis alumnos.

Ya hoy con setenta años y una hermosa familia miro el camino recorrido y feliz digo: ¡Lo logré!

Tú también puedes lograr tus metas aunque estés sola en la vida, o te enfrentes con tus hijos a diferentes problemáticas, superar tu autoestima y aprender que lo que te propongas lo podrás alcanzar con Fe y confianza en ti. Tus hijos te lo agradecerán y les dejarás la enseñanza que a ellos les servirá para crecer orgullosos de su madre o de sus padres.