COMPARTIENDO EXPERIENCIAS: “JUVENTUD Y AÑOS DORADOS”

No hay comentarios

La Congregación Hermanas de la Providencia fue fundada en 1843

 

Nuestro colegio Liceo Santa Teresita de Llolleo perteneciente a la Congregación de las Hermanas de la Providencia, promueve varios valores en nuestra comunidad educativa y uno de los más importante es la SOLIDARIDAD, lo cual se demuestra  ayudando al más necesitado, así como lo hicieron las Hermanas Fundadoras: Madre Emilia Gamelin Tavernier en Canadá, Madre Bernarda Morín Rouleau en Chile y Madre Joseph Del Sagrado Corazón en Estados Unidos.

En la visita que  hicimos con las niñas de Pastoral, quisimos  compartir con las personas que viven en este hogar y profundizar la importancia de hacer una visita continua a los hogares de ancianos y que las jóvenes les lleven alegría con sus canciones, les entreguen un tiempo de escucha y conversación compartiendo algunas golosinas para hacerles una tarde entretenida y diferente a su día a día ya que es parte de nuestra identidad Providente

En esta oportunidad las estudiantes visitaron el Hogar Parroquial de Llolleo donde compartieron con los y las abuelitas que allí viven, compartieron diferentes historias y experiencias de vida.

Esta visita que se hace con diferentes grupos de niñas, les hace reflexionar sobre el dolor, la tristeza, la alegría y apreciar la familia que ellas tienen y respetar a los mayores quienes tienen mucho que entregar a la juventud.

Varios abuelitos llevan entre 3 y 5 años viviendo en el hogar, algunos abandonados por sus familias y están faltos de cariños, de que los escuchen y les conversen de diferentes temas.

Las 5 niñas que visitaron hoy el Hogar Parroquial, se emocionaron mucho con las historias que les contaron y que a pesar de que una de las abuelitas les contó  una historia muy triste de su vida, les dijo que era muy feliz por todo, independientemente de lo que le pasó y que la llevó a llegar a este Hogar agradecía a Dios.

Todos quedaron muy agradecidos y felices con la visita de las alumnas, porque siendo niñas que su edad fluctúa entre 12 y 13 años, les dieron parte de su tiempo y les escucharon  con mucho cariño sus experiencias de vida y quedaron comprometidas para seguir visitándoles.

 

Erika Straube Ríos

Asociada Providente

Entrada siguiente
SALCHICHA Y PRINCESA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar